top of page

Viejo conocido, pero nuevo miembro en casa.

Actualizado: 6 abr 2020



Los tiempos de crisis actual nos han hecho modificar las dinámicas laborales, económicas y familiares. Cuando los adultos mayores son dependientes porque su salud física se encuentra comprometida o porque padecen algún grado de deterioro cognitivo y se encuentran solos, los escenarios del cuidado latinoamericano marcan una tendencia a que generalmente sus hijos apoyen en su cuidado. En tiempos de crisis donde se limita la accesibilidad a instituciones de larga y de corta estancia para evitar contagios, esta transición suele hacerse de manera inminente y repentina, lo que modifica espacios, roles y tareas para el resto de los familiares.


Este cambio en la dinámica aunado a la poca experiencia en el cuidado y la gran responsabilidad que esto representa, puede llevar al cuidador a experimentar cambios negativos en el estado de ánimo, ansiedad y depresión, así como a tener repercusiones objetivas en su vida como la reducción en sus interacciones sociales y afectaciones en su salud. Este conjunto de síntomas provocado por el desempeño inadecuado en dicha tarea se conoce como “Síndrome de sobrecarga del cuidador”.


Esta sobrecarga como ya se mencionó, puede tener efectos subjetivos y objetivos en la salud del cuidador y la persona dependiente, e incluso propiciar situaciones de violencia o negligencia cuando es muy elevada.


La mayoría de las intervenciones efectivas para disminuir los índices de sobrecarga se centran en la reeducación del cuidado para adquirir información permita enfrentar situaciones emergentes, así como el cuidado del mismo cuidador.


Si pasas por una situación similar te recomendamos estas 5 sencillas estrategias que ayudarán a disminuir estos síntomas:

  1. Pregúntate por qué estas cuidando y trata de encontrar 3 aspectos satisfactorios a la actividad y recuérdalas varias veces al día.

  2. Habla con alguien más sobre como te sientes, no es necesario salir de casa, basta echar una llamada a un amigo de confianza y platicar sobre cómo te ha ido últimamente, no importa hace cuanto no hablemos con la persona, siempre es buen momento para reactivar nuestras relaciones.

  3. Instrúyete sobre el padecimiento de tu familiar con un profesional capacitado, infórmate sobre qué es, qué lo provoca y qué se puede esperar a mediano y largo plazo. Estar informado puede darnos a nuestro actuar en las horas más negras.

  4. Sírvete de los recursos formales e informales a tu alcance. Incluye a los demás miembros de tu familia en las actividades relacionadas al cuidado, todos tienen actividades, pero si la tarea es repartida y además organizada en las rutinas de cada uno, los momentos placenteros en compañía de la persona y las dificultades no serán exclusivas de un miembro.

  5. ¡Cuídate! Realiza actividades con beneficios conocidos a tu salud, que es tu responsabilidad incluso antes que la de tu familiar. Toma un momento para hacer ejercicio, el home office lo facilita, aliméntate a las horas correspondientes y en cantidad y calidad, realiza actividades de ocio para despejar tu mente y mejorar tu estado de ánimo.


No olvides que cuidar, es una tarea digna de un héroe.


Por: Isis Medina


Bibliografía

  • Carretero, S., Garcés, J., & Ródenas, R. (s.f.). LA SOBRECARGA DE LAS CUIDADORAS DE PERSONAS DEPENDIENTES: ANÁLISIS Y PROPUESTAS DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL. . España : CSIC.

  • Li, H., Wang, S., Zhong, F., Bao, W., Li, Y., Liu, L., . . . He, Y. (2020). Age-dependent risks of Incidence and Mortality of COVID- 19 in Hubei Province and Other Parts of China. medRxiv, 1-13 pág.

  • Flores, E., Rivas, E., & Seguel, F. (2012). Nivel de sobrecarga en el desempeño del rol del cuidador familiar de adulto mayor con dependencia severa. Ciencia y enfermería, 29-41.

  • Felix, A., Lillo, M., & Cruz, J. (2012). SIGNIFICADO DE CUIDAR PARA EL CUIDADOR FAMILIAR DE ADULTOS MAYORES DEPENDIENTES EN MATAMOROS TAMAULIPAS, MÉXICO: UNA PERSPECTIVA DE GÉNERO. Alicante : Universitat d´Alicant .

  • González, J., Vázquez, J., Díaz, R., & & Domínguez, M. (2008). Perfil y sobrecarga del cuidador primario del paciente adulto mayor con afecciones neurológicas. CONAMED, 17-21.

  • González, N., & Lillo, M. (2016 ). FUNCIONALIDAD FAMILIAR EN FAMILIAS EXTENSAS SIGNIFICADO PARA EL ADULTO MAYOR DE VIVIR EN FAMILIA EXTENSA. Alicante : Universitat d´Alicant.

  • Huenchuan, S., & Rodríguez, R. (2015). Necesidades de cuidado de las personas mayores en la Ciudad de México Diagnóstico y lineamientos de política. Santiago de Chile: CEPAL.

  • OMS. (19 de Septiembre de 2019). Demencia. Obtenido de Organización Mundial de la Salud : https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dementia

  • Perez, M., & Llibre, J. (2010). Características sociodemográficas y nivel de sobrecarga de cuidadores de ancianos con Enfermedad de Alzheimer. Rev Cubana Enfermer.

  • Reinhard, S., Given, B., Huhtala, N., & Bemis, A. (2008). Chapter 14Supporting Family Caregivers in Providing Care. En R. Hughes, Patient Safety and Quality: An Evidence-Based Handbook for Nurses. Rockvillle: Agency for Healthcare Research and Quality .

102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page