top of page

Terapia Sistémica


La terapia familiar sistémica, es un enfoque que trabaja con las familias y los que están en una relación estrecha para fomentar el cambio. Estos cambios son vistos en términos de los sistemas de interacción entre cada persona dentro de la familia o relación.


Es común que las familias y los que se encuentren en relaciones muy cercanas eventualmente tengan dificultades debido a sus diferencias, o sientan tensión cuando tienen problemas. El objetivo de la terapia es trabajar con estos problemas a través de los miembros de la familia y seres queridos para generar cambios que incrementen el bienestar del sistema. Se les da la oportunidad de entender y apreciar las necesidades del otro, aprovechar los puntos fuertes de la familia y, finalmente, realizar cambios útiles en sus vidas y sus relaciones.


La Terapia Sistémica tiene como pilares epistemológicos la Teoría General de Sistemas, Teoría de la Comunicación Humana y la Cibernética.


La Teoría General de Sistemas es el estudio de los sistemas complejos presentes en la naturaleza, la ciencia y la sociedad; investiga y describe cualquier grupo de seres vivos que funcionan conjuntamente para producir un resultado. Esto podría ser un solo organismo tal como una planta o de un solo humano, o podría aplicarse a una organización entera como una familia.


Los campos de aplicación de la Terapia Sistémica es muy amplia, desde el manejo individual, con parejas, familiar, en organizaciones educativas y/o empresariales; a pesar de ello comúnmente es empleado en el entorno familiar, ya que se centra en la comprensión problemas dentro de un marco contextual.


Los problemas más habituales con los que un terapeuta familiar suele trabajar son los acontecimientos estresantes y traumáticos de la vida tales como: divorcio y la separación, enfermedad o muerte de un ser querido, y etapas de transición de desarrollo de la familia que pueden causar dolor y malestar. Los conflictos entre padres e hijos, problemas relacionados con la escuela y el trabajo y las dificultades psicosexuales también pueden ser explorados a través de la Terapia Familiar Sistémica.


En esencia, mediante la evaluación de estos problemas y la proporción de apoyo, la Terapia Familiar puede ayudar a las familias y las personas a:

  • Entender mejor cómo funciona su familia

  • Identificar las fortalezas y debilidades en el sistema de la familia

  • Establecer objetivos y diseñar estrategias para resolver problemas

  • Desarrollar sus habilidades de comunicación

  • Fortalecer toda la unidad familiar

Referencias

  • Zevallos, R. (1993) El enfoque sistémico en terapia familiar, Psicología, Vol. XI, N 2. Rescatado de: Dialnet-ElEnfoqueSistemicoEnTerapiaFamiliar-6123343.pdf

  • Berger, T. (2008) Aportes de la perspectiva sistémica y la terapia familiar al trabajo en educación especial. Revista Intercontinental de Psicología y Educación, vol. 10, núm. 1, enero-junio, 2008, pp. 75-90 Universidad Intercontinental Distrito Federal, México, rescatado de: https://www.redalyc.org/pdf/802/80210106.pdf

86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page