top of page

Estrategias de afrontamiento y adaptación en parejas con doble ingreso económico.

Actualizado: 23 nov 2019

La familia comúnmente es considerada como la principal fuente de desarrollo personal y grupal; debido a que en ella tienen lugar los proceso de socialización y desarrollo del individuo; por tanto es considerada como promotora de su desarrollo social, intelectual y además provee la protección frente a las diferentes situaciones de riesgo.

Actualmente se ve inmersa en una serie de cambios sociales, políticos y económicos que requieren la reestructuración de las actividades que cada uno de sus miembros ejerce.


La influencia del ámbito laboral en la permanencia de la relación

La célula más importante que permite que la familia permanezca y pueda dar estas funciones nutricias es la pareja, Ojeda y González, (2008), Citado en Alcázar, C. (2018).

La pareja ha sufrido grandes transformaciones debido a múltiples factores, uno de ellos es la participación de la mujer en el ambiente extra doméstico, lo cual ha ocasionado que sus miembros se cuestionen los roles tradicionales de género, roles en los que el hombre fungía como el principal proveedor económico y la mujer como la encargada del ambiente al interior del hogar.

Hoy en día ambos miembros de la pareja laboran jornadas completas fuera de casa, las cifras señaladas por Figueroa (2012), citada en Alcázar, C. (2018), indican que el 97.5% de la población femenina que labora además está realizando una doble jornada, la doméstica y la extradoméstica.

Algunas veces y afortunadamente no todas, las consecuencias de que la pareja no conviva como se hacía en el pasado, es que la estructura de la unión para toda la vida, fuertemente cuestionada, siendo hoy en día el divorcio una opción que se considera aún antes de contraer matrimonio o de vivir juntos. “si no funciona” me voy, se dice.


Elementos de funcionamiento en una relación de pareja

Es importante señalar que las cosas no “funcionan” por sí solas y que el vivir en pareja implica un gran esfuerzo de adaptación y flexibilidad; “lo que pierdes en individualidad lo ganas en pertenencia” Minuchin (1974).

Según Alcázar (2018), en su trabajo doctoral hecho a parejas que ambos laboran y que han podido permanecer en la relación, entre los elementos más deseables para que una pareja funciones destacan: jerarquías, límites, la información que se transmite y su adaptación a los conflictos.

En esta investigación, Alcázar, (2018) señala que los límites y jerarquías que estas parejas utilizan como estrategias de afrontamiento en el día a día y durante momentos de crisis, para lograr la adaptación y la posibilidad de permanecer juntos destacan: recursos cognitivos, emocionales y conductuales.

Recursos cognitivos

  • Metacomunicación: (posicionarse en el mismo nivel de significados) con un automatismo que impide que el sistema se destruya.

  • Reflexión consciente, autoconciencia, reducción de exigencias

  • Creencias compartidas, tales como, el matrimonio es considerado para siempre, la unión genera bienestar

  • Validación mutua y de la relación

  • Actitud positiva hacia los problemas

  • Capacidad de postergar la recompensa

  • Responsabilidad, la familia les otorga un sentimiento de identidad, fortalecimiento, orgullo

  • Amor y respeto, valor a permanecer juntos, apoyo al desarrollo de habilidades y recursos cuando se carece de ellos

  • Confianza, independencia/dependencia según se requiera “no puedo vivir sin… y quiero terminar mi vida con el/ella”

  • Responsabilidad en la permanencia de la relación con creencias como estar unidos por voluntad propia, lo cual indica que la representación de la relación que cada uno de ellos hace, coincide.

Recursos emocionales

  • Emociones positivas generadas por la unión.

  • Riqueza en la expresión de una amplia gama de emociones, en un espectro amplio entre el gozo y el displacer, el cual se hace tolerable si está logrado el equilibrio.

  • Responsabilidad de sus emociones y acciones.

  • Conciencia de sí y del otro.

Recursos conductuales 

  • Conductas encaminadas a lograr el mismo fin con un esfuerzo bien dirigido

  • Ayuda mutua, dar lo mejor de sí

  • Apoyo para desarrollar habilidades y recursos

  • El humor, la risa y el sarcasmo como formas de reducir la tensión o de pasar a un plano complementario y evitar el conflicto.

  • Conductas evasivas en el manejo del poder.

  • Evitar al máximo las conductas violentas

  • Conductas respetuosas de cuidado de la relación

  • Fortalecimiento mutuo

  • Conservación de pautas familiares y culturales

  • Paso fluido de la simetría a la complementariedad

  • Límites flexibles, claros o difusos según lo requiera el sistema para bajar la tensión.

  • Pautas espontáneas posibilitadas por la necesidad de autorregularse.

  • Desplazamiento del conflicto al rol parental, por lo que no siempre es visto como disfuncional triangular a los hijos.

Adicional a ello es importante tener en cuenta los siguientes estrategias:

  • Las negociaciones son generalmente implícitas, contrario a lo que señalan Campo y Linares (2002), quienes exponen que la pareja tiene que negociar y acordar. En este caso no es así.

  • · Recursos de metacomunicación, uno de los dos se sale del contenido y se posiciona rápidamente en el mismo nivel lógico casi de forma automática.

Conclusión

El terapeuta constantemente se encuentra con la tentación de querer hacer las cosas "bien" y/o de aplicar las técnicas que ha aprendido, sin embargo, es necesario ampliar la mirada a las necesidades y acuerdos que está teniendo la pareja.

Es fundamental estar atentos a los movimientos de la pareja, encontrar el sentido de sus formas de funcionar y confiar en que el sistema se autoorganiza y autorregula, por tanto la mirada del terapeuta ayuda cuando utiliza la validación y no se comporta como un reparador sino como alguien que bajo la consigna ética de actuar siempre como para ampliar el número de posibilidades; siendo un enhebrador.


La única posibilidad de trascender las mentes individuales es confiar en aquellas fuerzas “autoorganizativas” suprapersonales que crean orden espontáneo.

Premio nobel Friedrich von Hayek Vienés


Referencias

Alcázar, M. C. (2018). Pautas de interacción y procesos de permanencia en parejas de doble ingreso económico.

Campos, C. y Linares, J.L., (2002). Sobrevivir a la pareja. Barcelona: Planeta.

Minuchin, S. (1974). Familias y terapia familiar. Barcelona: Paidos.




251 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page